Placas de la Batería

 
El primer paso en la fabricación de una placa positiva o negativa es pegar un material (que tiene una consistencia firme) en una rejilla. Esta pasta es una mezcla de óxido de plomo, ácido sulfúrico y agua.
Otros aditivos, tales como fibras para ayudar a unir el material activo juntos, a menudo son incorporados en esta mezcla de pasta. La principal diferencia entre la pasta utilizada para el positivo y placas negativas es que "expansores" se añaden a la negativa. Estos "expansores" son necesarios para evitar que la negativa se una con la positiva.